dijous, 22 de juliol de 2010

Oasis individual

Oasis individual: "

VENTANA DE OTROS OJOS // MIGUEL DELIBES DE CASTRO


Botánicos israelíes han descubierto en el Negev una planta cercana al ruibarbo capaz de fabricarse minúsculos oasis privados. Por el momento, se trata de la única planta del mundo de la que se haya demostrado que colecta agua para aportarla a sus raíces. El Rheum palaestinum, que tal es su nombre científico, es escaso y vive en montañas donde apenas caen 75 milímetros de lluvia al año. Aún así, su aspecto lustroso le hace muy diferente de las otras plantas del desierto, que tienen hojas poco aparentes. Los científicos pensaron que algo raro debía ocurrir para que en un medio tan árido una planta luciera hojas redondeadas de decenas de centímetros de ancho, formando alrededor del tallo rosetas que llegaban al metro cuadrado de superficie.


Decidieron experimentar simulando lluvias ligeras sobre el ruibarbo, y entonces apreciaron que el haz de sus hojas estaba diseñado como un perfecto sistema de drenaje tridimensional (la fotografía de detalle publicada en la revista –Naturwissenschaften 96, 2009– recuerda un atormentado relieve montañoso, con sus profundas cárcavas, arroyos y ríos). Además, la consistencia cérea de la epidermis foliar favorece la escorrentía, de manera que, a poca agua que cayera encima, era canalizada hacia el centro de la roseta y volcada sobre la raíz, clavada profundamente en el suelo (algo también excepcional, pues la mayoría de las restantes plantas en ese medio hostil tienen raíces superficiales para aprovechar la poca agua que recibe el suelo).


El diseño del Rheum funciona. Un ejemplar promedio colecta más de cuatro litros de agua por año (y algunos más de 40), agua que profundiza a lo largo de su raíz central mucho más que el resto de la caída en el desierto. Esto hace que los ruibarbos del Negev disfruten de un régimen natural de irrigación similar al de una planta mediterránea, es decir, unos 500 milímetros por año.


Cuando se descubre algo así, uno siempre se pregunta lo mismo: “No parece un invento evolutivo tan difícil, ¿por qué otras especies de plantas no lo hacen?”. Cabe recordar entonces que en la naturaleza no existe el vencedor por K.O., siempre hay compromisos.


Se puede imaginar, por ejemplo, que las gacelas encuentren especialmente apetitoso al fresco y húmedo Rheum, comparado con las restantes especies de hojas esmirriadas. ¿Para qué fabricarse un oasis si, por vivir tan bien, te comen antes de reproducirte? No es posible tenerlo todo en la vida (deberíamos recordarlo).

"
Publica un comentari a l'entrada

Primers migradors en pas postnupcial

De fet ja fa un parell de setmanes que s'evidencia la migració postnupcial o de tardor. Els primers senyals, els més evidents són la mar...